La danza es el idioma del cuerpo

La danza es el idioma del cuerpo

Si tuviésemos que definir la danza haciendo abstracción a lo que evoca el término, podríamos decir que es «la forma de expresión corporal e interacción social que acompaña a un ritmo acústico.»

Sin embargo, a nivel emocional su significado es bastante más complejo y ancestral. Quizás la palabra más adecuada sería catarsis, es decir: purificación. Una manera de dejar fluir sentimientos e integrar cuerpo, mente y espíritu en un todo.

Es posible que la danza anteceda a la palabra en la historia del hombre. A través de ella el ser humano se comunicaba con sus dioses, celebraba los buenos acontecimientos de su comunidad y también expresaba la tristeza. Se utilizaba para sanar y para despedir a los muertos, para agradecer una buena cosecha y celebrar una victoria militar. Y aún hoy se usa en muchas civilizaciones en todos los rincones del planeta.

Todos llevamos la danza en nuestro molde genético. No es necesario demostrarlo científicamente, basta con observar a cualquier bebé cuando suena un ritmo musical. Es automático, todos comienzan a moverse al compás.

Pasados unos años, nuestra educación occidental se centra en la mente, en la expresión verbal y minimiza u olvida la expresión corporal y la catarsis que la danza proporciona.

El Racó de la Cristina tiene como objetivo acercar la danza a todos y en especial a los más pequeños. 

Cristina Pérez Tirado posee más de quince años de experiencia en la enseñanza de la danza y se ha especializado en pedagogía musical infantil.

¡Ven a conocer nuestro centro o contáctanos!

El bienestar físico, mental y emocional de toda la familia es nuestra prioridad.

Abrir chat